Proyecto de reforestación

24.000 árboles plantados

¿Por qué es necesaria la intervención?

Los bosques ocupan el 31% de la superficie terrestre de nuestro planeta. Producen oxígeno vital y proporcionan hogares tanto para las personas como para la fauna. Desafortunadamente, estamos destruyendo 75 millones de hectáreas de bosques al año, lo que equivale a 27 campos de fútbol por minuto. Para luchar contra este problema global, Wado planta dos árboles por cada par de zapatillas que compras  en colaboración con la ONG We Forest .

El noreste de la India es el hogar del estado de Meghalaya, “el lugar más húmedo de la tierra”. Aquí, en el distrito de East Khasi Hills, la ONG WeForest trabaja mano a mano con una federación de 10 gobiernos indígenas y 62 aldeas Khasi para reforestar zonas boscosas empleando técnicas como la regeneración natural asistida y la plantación de enriquecimiento. Las comunidades locales  se han empoderado para tomar posesión de su capital natural y reforestar los bosques dañados. Los viveros administrados por los propios aldeanos proporcionan los árboles para la plantación  de enriquecimiento y vinculan de este modo el desarrollo comunitario directamente a la reforestación.

El proyecto también aborda directamente las causas de la deforestación, incluidas la producción de carbón, pastos para el ganado y los incendios forestales. A través de grupos de autoayuda y asociaciones de agricultores, los aldeanos están empoderados en el emprendimiento sostenible y el desarrollo económico. Para evitar una mayor deforestación, el proyecto está instalando fogones y ollas arroceras de bajo consumo  en 3.500 hogares situados en el área del proyecto. Como resultado de esta actividad, podemos controlar la contaminación y el consumo de leña y, por lo tanto, proteger los bosques.

“En Wado creemos que todo el mundo puede ser un “gamechanger”, alguien que, mediante pequeñas acciones contribuye a un mundo mejor. Alguien que, de manera más o menos consciente, quiere empezar la transición hacia un estilo de vida más sostenible. Nuestra misión es inspirar a consumidores y otras marcas a unirse a esta revolución.”

– Marta Llaquet, Co-fundadora –

La comunidad Khasi

Los Khasi son tradicionalmente personas ligadas al bosque, confían en los bosques autóctonos para obtener refugio, leña, medicinas y alimentos. Los Khasi también valoran sus bosques por el papel que desempeñan en la protección de manantiales, arroyos, y en la preservación de la fauna. Además, atribuyen importancia espiritual a zonas a las que identifican como arboledas sagradas.

Estas comunidades ahora están en peligro ya que su valioso bosque está siendo talado para producir carbón, extraer minerales y abrir pastos para el ganado. El estado de Meghalaya, o “la morada de las nubes” en sánscrito, es de importancia internacional, ya que es uno de los lugares más húmedos del planeta y un foco de gran biodiversidad.

Restauración ecológica

WeForest  trabaja con una federación de 10 gobiernos indígenas y 62 aldeas Khasi  con valores tradicionales de infraestructuras y conservación forestal. Las áreas de intervención se reforestan a través del método de regeneración natural asistida, que implica la plantación de enriquecimiento, poda deshierbe y la creación de cortafuegos a manos de los propios miembros de la comunidad. Cuando la plantación de enriquecimiento es necesaria, los árboles vástagos se obtienen de los viveros ​​de la comunidad local.

Para permitir que el bosque se regenere sin la amenaza de los pastos y la interferencia humana, el proyecto emplea “vallas sociales”, en otras palabras, zonas a las que se acuerda no ir. Como el área es rica en especies de plantas y animales, los esfuerzos de reforestación también tienen repercusiones en la biodiversidad. De hecho, el proyecto reconecta trozos de hábitat a través de corredores forestales y cuenta con varias medidas para la conservación de la biodiversidad, el agua y el suelo.

Desarrollo de medios de vida

El proyecto aporta estrategias para que los Khasi puedan enfrentarse a la pobreza y la explotación forestal insostenible y participar activamente en la reforestación. WeForest apoya a los miembros de grupos de autoayuda y asociaciones de agricultores con clases educativas y medios económicos para llevar a cabo iniciativas de ecoturismo, ganadería, comercios alimentarios  y viveros de árboles.

Para promover cambios más largoplacistas en la comunidad, se otorgan subsidios para invertir en granjas porcinas y aviarias, fomentando una reducción de carne de res en la dieta, pues es la fuente de proteína más dañina para el medioambiente. WeForest también subvenciona fogones de bajo consumo para incentivar una reducción en el consumo de leña.  A las personas involucradas directamente en la reforestación y las campañas de sensibilización también se les forma y se les brinda apoyo económico. Son comités locales de trabajo, encargados de la gestión de proyectos a escala local, así como otros miembros de la comunidad y jóvenes voluntarios, a cargo de las actividades forestales y las campañas de sensibilización.

WeForest también ofrece oportunidades de empleo directo como asesores comunitarios regionales, administradores forestales, contables, asistentes, etc. Los Khasi son una de las pocas sociedades matriarcales del mundo, por lo que las mujeres están bien representadas en el proyecto.